Usted está en : Portada : Reportajes Domingo 16 de enero de 2005

El "don" de buscar agua bajo la tierra

La búsqueda de napas subterráneas se realiza a través de varillas y pÉndulos, además es necesario tener la sensibilidad necesaria para captar radiaciones extrasensoriales a través de la técnica de la radioestesia.

Por Carolina Carmine.

Juan Navarrete utiliza el péndulo para detectar cruces de napas

Radiestesia

La palabra Radiestesia está formada por vocablo radius del latín que significa radiación y por el término aisthesis, proveniente del griego, que significa sensibilidad.

Las napas subterráneas, también llamadas napas freáticas son las aguas que se desplazan bajo la tierra y son de vital importancia, pues permiten la obtención del vital líquido a través de la instalación de un pozo y una bomba y así abastecer de agua a una casa, un predio o para regadío.

Lo que permite la detección de estos cursos de agua subterráneos, es el campo electromagnético que generan. Así lo explica Héctor Koller, quien durante 40 años se ha dedicado a detectar napas. "Las aguas bajo tierra friccionan sus moléculas por lo que generan una electricidad negativa y esa electricidad sube a la tierra". La energía eléctrica negativa se atrae con la electricidad positiva que genera el cuerpo al momento de utilizar el instrumento que permite detectar las aguas subterráneas. "El cuerpo es el que produce las energía positiva y a través de las varillas, que son de metal, uno detecta el campo electromagnético que está en la superficie de la tierra. Esto por que los polos opuestos se atraen" explica Juan Navarrete quien detecta napas hace 20 años, señalando también que se pueden usar varillas de madera verde como el sauce.

 

VARILLA

 

El medio por el cual se detectan las aguas subterráneas, es simplemente una varilla que cumple la función de un buscador que canaliza la energía negativa del cuerpo. "Uno va caminado, con los brazos extendidos y con la varilla en ristre (horizontal), entonces al topar con las energías negativas, la varilla baja por atracción magnética en forma vertical en el lugar que se detectó agua" explica el suizo Héctor Koller, quien utiliza una varilla fabricada por él mismo y que en alemán se llama "wünchelrute". Las varillas pueden variar en su forma. Existen unas en forma de horquilla o de V que al momento de localizar napas bajan y otras que son dos varillas que al momento de la detección se juntan. La correcta elección de este instrumento dependerá del gusto de quien realiza la labor de detección y de los factores climáticos, como el viento.

Los distintos sistemas empleados son decisión de quien realiza el trabajo. Juan Navarrete además de la utilización de ambas varillas, según el caso, emplea plomadas (péndulos) de diversas formas y pesos. "Cuando se ubica una napa con la varilla, uno después la sigue con la plomada y cuando esta ubica otra napa que la cruza, la plomada hace movimientos circulares" indica Navarrete. La utilización de la plomada también sirve para detectar la profundidad de la napa. Se cuenta la cantidad de vueltas que da el péndulo con la plomada, sobre el terreno en que se detectó el caudal subterráneo. "Si da 10 vueltas son 10 metros... uno puede errar en 1 metro cuando son profundas, pero si da dos o tres vueltas, siempre son los 3 ó 4 metros" concluye el experto, enfatizando que estas medidas no son universales, pues los códigos de medición son determinados de forma personal. "La idea es poder ubicar en el terreno la mayor concentración y cruce de napas, por que si se llegan a secar una o dos, las otras que la cruzan siguen abasteciendo el pozo", dice Navarrete, explicando el porqué se utiliza este instrumento que permite una mayor precisión.

Héctor Koller quien habita en la localidad de Licanco a las afueras de Temuco y es conocido como "el alemán, el mejor buscador de agua", a pesar de su origen suizo, reconoce que la mejor época para buscar agua es antes de las lluvias de invierno. "Muy en el invierno no se pueden buscar napas, por que se pueden confundir con caudales subterráneos de aguas lluvias". La misma opinión comparte Juan Navarrete."La mejor época para detectar napas subterráneas es en marzo y abril".

 

 

Percepciones extrasensoriales

 

"La persona que detecta agua, tienen como un 'don'... tiene que ser sensibles para poder captar las pequeñas reacciones eléctricas", confiesa Koller. Así también lo cree Juan Navarrete, pero discrepa en que sea un "don" exclusivo de quienes realizan este trabajo, pues cree que todos pueden gozar de este don y como todas las cosas, se necesita práctica.

El oficio de poder detectar aguas subterráneas se remonta a la época medieval, donde los monjes a través de la meditación podían percibir radiaciones de energías negativas y positivas que desprendían distintos cuerpos. Juan Navarrete, quien aprendió este oficio de un monje franciscano explica que "uno capta energías de bajo voltaje que con los sentidos en estado normal, no somos de capaces de percibir".

El detectar energías y radiaciones de cuerpos de cualquier naturaleza, tiene su génesis en la técnica radiónica, que maneja la acción a distancia. "El trabajo de detectar napas tiene que ver con la radiestesia, una ciencia que en Chile no es muy conocida", explica Navarrete. El uso de instrumentos para la detección de cursos de agua subterráneas proviene de la radiestesia que es una parte de la técnica radiónica.

La radiestesia permite detectar a distancia radiaciones o energía emitidas por cualquier cuerpo a través de un instrumento, siendo los más usados las varillas y los péndulos.

 

CEREBRO

 

Nuestro cerebro es capaz de percibir y captar todas las energías provenientes de otros cuerpos, pero esta recepción no es posible con nuestros sentidos básicos sino más bien con el hemisferios cerebral derecho. Si se desarrollara adecuadamente, se agudizarían los sentidos y la capacidad de captar sensaciones extrasensoriales sería mayor. Para una mayor precisión en el arte de la radiestesia se utilizan los instrumentos.

Las varillas pueden detectar un sinfin de cosas. Se han usado exitosamente en la búsqueda de petróleo y minerales, así como en la localización de objetos perdidos y por supuesto en la localización de aguas subterráneas. Los péndulos, en especial los que tienen plomadas con punta en el extremo inferior, son utilizados para hacer mediciones precisas.

 
Arriba | Volver
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto