Usted está en : Portada : Reportajes Jueves 10 de marzo de 2005

Recuperan patrimonio histórico

Notable desafío emprende la comunidad de Collipulli.

La sobria fachada de la iglesia revela la austeridad que, en todo momento, buscó fomentar, la Orden de San Francisco. Al lado, una imagen de este importante santo católico.

El convento franciscano San Leonardo de esta ciudad, es sin duda, una de las iglesias más antiguas y hermosas de la región. Data de 1871, y guarda en su interior verdaderos tesoros arquitectónicos.

Este templo católico que otrora concentró toda la actividad religiosa de una vasta zona, de a poco está siendo restaurado.

Joaquín Gallardo, jefe de la oficina Secplac de la Municipalidad de Collipulli, señaló que a través de su Departamento de Planificación, en conjunto con la Secretaría Ministerial de Vivienda y Urbanismo y el apoyo de la Agrupación Amigos del Patrimonio Cultural de Collipulli, se encuentran trabajando desde el año pasado en un proyecto de restauración; ya se construyeron las puertas del templo que son fiel copia de las originales, ahora se postula a otro proyecto denominado "Construcción Atrio Capilla San Leonardo de Porto Mauricio", el cual consiste en la recuperación del acceso del convento, en terrenos entregados en comodato por la orden franciscana a la Municipalidad de Collipulli para la materialización del proyecto.

Este incluye la construcción de la añorada pasarela peatonal que uniría calle Anibal Pinto con la Avenida Dino Stagno, que es la ruta que une Collipulli con Angol; pasarela que hace algunos años existió y permitía salvar la vía férrea.

 

LOS TRABAJOS

 

Entre los trabajos que se pretenden realizar, dijo Gallardo,se contempla

iluminación ornamental, consistente en piezas de fierro forjado, marcando el concepto austero del edificio. Escaños: también de fierro forjado y madera, en el mismo estilo que los anteriores. Asimismo, árboles: que permitan dar un entorno, pero que no tapen el edificio, de preferencia nativos.

Atrio procesional de acceso: construido en granito, piedra o elemento a fin, en el cual se denoten y proyecten las naves del templo interior. Topes y basureros: de fierro forjado y en el estilo de las piezas anteriormente descritas. Areas duras: siendo éstas de granito, piedra, hormigón o cualquier otro

material que posea textura.

El imponente interior de la iglesia, con su estructura de naves y pilares interiores, tan típica de los templos franciscanos a fines del siglo XIX.

Otro de los elementos interesantes será un tótem histórico: pieza de preferencia de piedra, en la cual se coloque o escriba en sus paredes la historia de la Pacificación y evangelización de la Araucanía y el nexo de ésta acción con el templo San Leonardo de Porto Mauricio.

 

CONVENIO

 

El proyecto consulta además piletas de agua, también en fierro galvanizado, y un mural histórico, pintado en la pared este del ex - Colegio San Leonardo.

En estos días, la municipalidad, se indicó, hace los estudios del caso para que posteriormente, a través de su alcalde Leopoldo Rosales se firme con la Dirección de Arquitectura un convenio de cooperación para que esta última entidad sea la encargada de la realización del diseño del proyecto y sea la unidad técnica para la ejecución de los trabajos. A la vez, informó Gallardo, este proyecto se encuentra postulando a

financiamiento a través de Fondos Concursables del Ministerio de Vivienda y Urbanismo cuya finalidad es la recuperación de espacios públicos.

 

MISION

FRANCISCANA

 

Con fecha 30 de diciembre del año 1869 llegó a Collipulli, el padre Pacífico Gandolfi con el objeto de fundar la Misión Franciscana de San Leonardo de Porto Mauricio.

Con la venida del superior, se edificó una casa, destinada a habitación y capilla provisional. El terreno, para la nueva Misión, fue donado por el Gobierno de Chile. Con fecha 15 de Enero del año 1871, se bendijo la primera piedra de la nueva iglesia misional.

La Orden de San Francisco se estableció en Collipulli, siendo los primeros sacerdotes que prestaron a la población y a la zona sus servicios religiosos. La casa religiosa de los franciscanos, tuvo el carácter de establecimiento misional. Su labor era la cristianización y civilización de los aborígenes y de los pobladores que aquí vivían.

 

NO ES LA MAS ANTIGUA

 

Esta Misión, no es la más antigua de la Orden Franciscana, en la zona, pero por ser la más central y más cómoda se designó para residencia de la Prefectura. En el territorio de esta Misión, había muchas reducciones de indígenas, cuyo número no bajaba de los 4.000, a los cuales los franciscanos les entregaron sacramentos, como el bautismo, comunión, confirmación y otros conforme al rito de la iglesia.

Las actividades religiosas se hacían reuniendo a los mapuches en capillas o lugares destinados para tal efecto, visitándolos en sus propias rukas, catequizándolos, infundiéndoles deseos de moralidad y de civilización, persuadiéndolos de la necesidad de mandar a sus hijos a las escuelas, otorgándoles ropa, lavado, alimentos y cuanto era necesario. A estas escuelas asistían también, hijos de españoles.-

 

SU DETERIORO

 

El paso de los años y también el terremoto de mayo de 1960 mellaron la estructura, el campanario en donde se ubicaba la imagen del seráfico San Francisco, se destruyó, sus muros se agrietaron y sus vitrales reventaron.-

Se tuvo que hacer arreglos provisorios; desde ese tiempo se ha ido reparando de a poco, sin embargo no ha sido suficiente y hoy esta "reliquia histórica" está recibiendo la atención necesaria.- Ojalá que los proyectos fructifiquen para que se logre el objetivo y algún día, este templo, pueda ser declarado Monumento Nacional.

 
Arriba | Volver
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto