Usted está en : Portada : Crónica Jueves 19 de enero de 2006

Ex alcalde de Galvarino culpable de fraude al fisco

Simularon comprar ayuda social en supermercado

La audiencia de lectura de sentencia se efectuará en el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco (arriba), el 23 de enero.

El ex alcalde de la comuna de Galvarino, Marcos Hernández Rojas y su ex directora de Desarrollo Comunitario, Claudia Acuña Valencia, fueron condenados por el delito de fraude al fisco, en el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco.

Según confirmaron fuentes del Ministerio Público, después de tres días de juicio oral, los magistrados Jorge González, Luis Torres y Oscar Viñuela, resolvieron condenar a Hernández y Acuña, quienes en noviembre y diciembre de 2002, en sus calidades de alcalde y jefe de la Dirección de Desarrollo Comunitario de Galvarino, respectivamente, simularon realizar compras de mercaderías destinadas a ayuda social y eventos navideños en un supermercado de la comuna, para pagar deudas personales vencidas que el edil había contraído con la casa comercial.

La Fiscalía agregó que para tales efectos emitieron tres órdenes de compra y cancelaron las facturas con cheques de la cuenta corriente de la municipalidad, por un total de $352.000.

Para acreditar el fraude al fisco, los fiscales de Lautaro, Jorge Granada y de Curacautín, Iván Isla, presentaron dos pericias contables y una caligráfica, un centenar de pruebas documentales y una decena de testigos, entre funcionarios municipales, policías y particulares. Participó también en el juicio el Consejo de Defensa del Estado como parte querellante.

 

SENTENCIA

 

La sentencia será leída el 23 de enero, a las 16.30 horas. La pena solicitada por la Fiscalía es de tres años de presidio menor en su grado medio, multa del cincuenta por ciento de lo defraudado y la inhabilitación especial perpetua para cargos u oficios públicos.

 

DESTITUIDO

 

La investigación del Ministerio Público se inició el 22 de abril de 2003 por una denuncia presentada por la Contraloría General de la República, la cual, a su vez, tomó conocimiento de los hechos a través de una denuncia efectuada por concejales del mismo municipio.

En agosto del 2004 el ahora condenado Marcos Hernández fue destituido de su cargo por el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel), por irregularidades administrativas y notable abandono de deberes

El hecho causó revuelo en diversos círculos regionales, debido a que se trata del resultado judicial de una serie de acusaciones públicas que se efectuaron en los últimos años, las que apuntaban directamente al ex jefe comunal.

 

Por Julio Rodríguez L.

 
 
Arriba | Volver
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto