Usted está en : Portada : Espectáculos Jueves 19 de enero de 2006

"Es necesario recordar el pasado arquitectónico"

Alfredo Castillo, pintor sin estudios formales:

Una imagen que ya no existe. El Hotel Espelette sucumbió ante la modernidad de Temuco, pero antes de ello, Castillo lo inmortalizó con el pincel.

En el hall de la Universidad de la Frontera se está realizando la exposición en acuarela denominada "Temuco, huella arquitectónica", realizada por el pintor Alfredo Castillo.

En la muestra destacan los cuadros de la casona de calle O'Higgins esquina San Ernesto, el ex Hotel Espelette (calle Claro Solar esquina Lynch), o la casa de calle Porvenir 580, entre otras.

 

UN HOMBRE CON

DONES ARTISTICOS

 

Este destacado artista nació en Talcahuano en 1944. Desde 1961 reside en Temuco, donde ha participado en más de treinta exposiciones colectivas. Desde muy temprana edad este hombre empezó su afición por la pintura, pero fue a sus 25 años cuando empezó a realizar sus primeros trabajos en óleo. Esta exposición es financiada a través del Fondart 2005.

Sobre la temática de los trabajos que está exponiendo, explicó que "desde que los pinté, ya han desaparecido tres construcciones, pero no lo miro con nostalgia sino más bien, esto justifica mi trabajo".

No tiene estudios formales en pintura, todo nació de manera natural, y su talento produjo que finalmente se transformara en su profesión. No hay ninguna duda que Alfredo Castillo se ha pulido con el tiempo, ya que sus obras dan que hablar y son un deleite para todas las personas que aprecian el arte.

 

Por Valeria Poo

 
 
Arriba | Volver
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto