Usted está en : Portada : Crónica Viernes 17 de noviembre de 2006

Se encerró en una Isapre y amenazó con quemarse

El no pago de licencias médicas lo llevó a tomar la decisión.

Mientras estaba en la oficina el sujeto se propinó un corte en el antebrazo izquierdo con uno de los cuchillos que portaba. En la foto ,Alfonso Labbe es sacado por el mayor de Carabineros, Jorge Aguirre.

"Es por todo esto que el agobio, el aburrimiento y la decepción está intensamente presente en mi vida. No se asuste por mí y tampoco sienta pena sobre las decisiones personales que yo tome, porque en el día de hoy he decidido responsablemente suicidarme en las instalaciones de esta Isapre, estoy aburrido y muy cansado para seguir en este mundo, espero que usted lo entienda", dice uno los párrafos de la carta que dejó el hombre que ayer amenazó con quemarse a lo bonzo al interior de una isapre ubicada en pleno centro de Temuco.

Se trata de Alfonso Humberto Labbé Salvo (de 35 años), el encargado de recursos humanos de una conocida ferretería de la capital regional, que motivado por una profunda depresión decidió en un momento de furia quitarse la vida al interior de una oficina ubicada en el segundo piso del edificio Las Raíces de Temuco, emplazado en calle Bulnes con Andrés Bello.

Este hombre, casado y padre de tres niños, llegó al céntrico edificio pasadas las 17 horas. Ingresó a las oficinas donde funcionan las Isapres Banmédica y Vida Tres. Allí entregó una carta en la que detallaba el porqué de su decisión y cómo se quitaría la vida, solicitando la presencia de personal de Carabineros y también de la prensa.

En ella expresa que a inicios del 2006 su vida tuvo un vuelco de 360 grados y que tras ser examinado por especialistas le diagnosticaron una depresión mayor, afirmando: "mi Isapre Vida Tres ha cuestionado todas mis licencias médicas, reduciéndolas o rechazándolas, pero nunca pagándolas como corresponde".

Portando dos cuchillos de caza que llevaba en una funda que puso en su pierna derecha, un revólver a fogueo, un encendedor y un envase de agua mineral con bencina, subió hasta el segundo piso, donde los letreros indican la atención de público y se encerró en una de las oficinas, generando pánico entre los funcionarios.

Los encargados de seguridad del edificio no demoraron en alertar al personal policial y en pocos minutos el inmueble -ubicado en el corazón de Temuco- fue rodeado por vehículos del Samu, de la Primera Compañía de Bomberos y de Carabineros.

El aire en el segundo piso se hacía irrespirable, un intenso olor a combustible inundó las dependencias y tres voluntarios de Bomberos permanecían atentos con sus equipos de respiración autónoma sujetando una manguera de gran poder de agua, para actuar ante cualquier indicio de incendio.

Tras una intensa negociación que se prolongó por cerca de una hora, Carabineros logró impedir que el sujeto se quitara la vida y sacarlo de la oficina para llevarlo al Servicio de Urgencia del Hospital Regional.

 

  

Dejó una carta firmada

sólo con sus iniciales

 

En la misiva que Alfonso Labbé dejó a disposición de la Isapre, en donde ayer intentó suicidarse a lo bonzo, establece que al no recibir el pago de sus licencias se ha visto sumido en un grave problema económico que se suma a su enfermedad, la depresión mayor que le fue diagnosticada.

"Entiendo que una parte es culpa de la Isapre, y la otra, de nuestros legisladores que no son proactivos en el desempeño de sus funciones y no se preocupan de estos eternos problemas. En todo caso, cuestiono a la Isapre en el sentido humano y solidario por la falta de preocupación por el enfermo. Quedo con el sentimiento que la Isapre me ha tratado como ladrón", sostiene.

 

INDIGNADO

 

Labbé asevera que "He apelado pacientemente cada una de mis licencias médicas en la Compín Cautín y con mucho más paciencia he esperado las resoluciones que demoran entre un mes y medio a dos meses ¡Qué pésimo sistema! Incluso la presidenta del Compín Cautín, doctora, Marcela Godoy Godoy, me ha rechazado una de mis licencias médicas por 21 días que iniciaba reposo el 21 de septiembre por considerar a su juicio que el informe médico de mi médico tratante es ilegible. Obviamente no hubo ningún esfuerzo en comunicarse con mi médico o conmigo para solucionar el problema que tenía la distinguida doctora. Producto de esta decisión burocrática presenté un reclamo en contra de la doctora en la Seremi de Salud por decisión indebida e inhumana y tuve la gentileza de enviarle una copia a ella. Esto ha sido, sin duda, la gota que ha rebalsado el vaso...ineficiencia pura", afirma.

En tanto, el mayor de Carabineros, Jorge Aguirre, afirmó que hubo momentos muy complejos para manejar la crísis que se vivió en el segundo piso del edificio de Las Raíces.

"Conversamos mucho con la persona que estaba muy mal. Tenía claras intenciones de quitarse la vida, se había rociado con combustible y tenía en su poder un encendedor. El reclamaba contra la Isapre porque no le pagaban las licencias y pedía que le solucionaran los problemas, finalmente me pasó el encendedor que llevaba", sostuvo.

 

 

Por Roberto Neira Tonk.

 
COMENTARIOS
 

 

 

 

Cuántas personas habrá que están en la misma situación desesperada de este jefe de hogar, como él bien dice: el sistema burocrático de salud, lamentablemente, ahora sólo se preocupa de las cifras y las ganancias perdiendo el norte del propósito para el que realmente fue creado; que es la atención de salud de los afiliados.

 

 

Carmen Navarrete.

 

 

En algún momento el sistema de salud de la Isapres va ha colapsar, este caso se repite una y otra vez, hay colegas de trabajo que sencillamente le han rechazado las licencias y nunca se las pagaron. Nuestros legisladores deberían ocuparse de este tema y crear leyes para regular el sistema.

 

 

José Rodríguez.

 

 

Sin estar de acuerdo con el suicidio, le doy la razón a esta persona, lamentablemente las Isapres se hacen ricas a costa de las imposiciones de los trabajadores en este país, pero los funcionarios de las mismas, incluyendo a todos, desde el guardia hasta el gerente, nunca se molestan en ponerse en el lugar de quien les financia en cierta medidas sus propios sueldos, como dice el refrán, muerden la mano que les da de comer, es vergonzoso como rechazan las licencias y nunca se molestan en saber de la real situación de sus afiliados, creo que a abusos como estos, debe ponérseles fin, hago un llamado a nuestros legisladores que tan amablemente piden votos en tiempos de campaña, a ponerse a trabajar en esto que es un pequeño aporte hacia los ciudadanos gracias a los cuales ocupan puestos en el parlamento. Muchas gracias.

 

Jacqueline K.

 

 

Hay miles de personas que están pasando esta situación grave, tanto en lo laboral y medico etc., por el abuso, el trámite, gastos desmedidos en papeleos y cuentas que se acumulan y no puede pagar, pero hay si que actúa la llamada justicia, cuando uno se atrasa en el pago de las casas comerciales, por tanto solidarizo con este señor por su situación económica grave y nadie piadoso hace nada para ayudar al prójimo, que se recupere pronto y que mi Dios le de paz y le haga justicia, y piense en su esposa e hijos primero, porque para esta gente que tiene que pagar, les da lo mismo que viva o muera así están las cosas ahora, y no vale la pena destruir su familia, ánimo amigo y que Dios te bendiga.

 

Jaime Campos.

 

 

 

Es lamentable que personas con la capacidad moral e intelectual como la de Don Alfonso tengan que llegar a estos extremos para dar a conocer un problema tan grave y repetitivo en nuestra sociedad. Quién ahora pondrá un coto a todo esto? Cuántas personas mas deben recurrir a esto?

 

Héctor Pulgar.

 

 

Terrible situación...! y lo digo por esta persona que debe estar a tal punto desesperada como para tomar este tipo de decisiones. Pero quiero, como otros en esta tribuna, apuntar los dardos a estas instituciones encargadas de velar por "la salud" de sus afiliados... y la pregunta es: por qué ese afán de cuestionar tanto las licencias médicas sólo con el fin de no pagar al afiliado, cuando la situación debiera ser a la inversa, o sea, de extrema solicitud en el pago de estos dineros que han sido aporte del propio afiliado... no es dinero caído del cielo, son los "ahorros" médicos de cada uno. Por favor, de una vez por todas, que algunos de nuestros "honorables" se las juegue por estos derechos básicos a la vida.

 

F. Nawrath.

 

 

Me impresión mucho verlo en esta situación tan extrema...Pero aquí el problemas son las leyes de nuestro país, las isapres sólo se preocupan de la parte económica, cuanto puede aportar uno como afiliado... mientras aportas sirves y si te enfermas ya eres un problema...Piensen en las mujeres que también somos discriminas por las Isapres... Alfonso, ánimo...fuerza, fe en Dios...tu eres un hombre fuerte, puedes salir adelante...tienes una familia...te envío todo mi cariño.

 

 

Liliana P.

 

 

Creo que no era para tanto, pero deben entender a esta persona la desesperación que debe sentir que no le paguen lo que en derecho le corresponde,las isapres son todas iguales "sinvergüenzas" y se aprovechan de la gente de escasos recursos

 

Yolanda P.

 

Creo que esto es solo un duro ejemplo de lo que se debe vivir a diario en muchos hogares de nuestra ciudad, yo personalmente he tenido problemas con una Isapre, pero fue por cobros indebidos, seria muy bueno que las autoridades correspondientes tomaran cartas en el asunto y den una solución a este tipo de problemas que aqueja a miles de trabajadores de esta región y el país.

 

Mauricio Alarcón.

 

 

 

Alfonso representa hoy a muchos chilenos incapacitados de trabajar a causa de depresión, a quienes las Isapres se encargan de enfermar económica y socialmente, ... y lo peor, las leyes lo permiten. Es esto ocuparse de los derechos de las personas? Por favor, ¿Qué es necesario hacer para que se tome conciencia de la gravedad de la situación?

 

Ilse Cabrera.

 

 

Ojalá que todos los comentarios y los futuros sean leídos por los "honorables", y de una vez por todas le pongan fin a los "ladrones de etiqueta".

 

Manuel Stuardo.

 

 

Al igual que las AFP, las Isapres son un verdadero negocio, el no pago de licencias, irrisorias coberturas de planes médicos y otros son igual de vergonzosos que las miserables montos de jubilaciones que tenemos que asumir gracias a nuestro "gran" modelo económico.

 

Ximena S.

 

 

Mis Respetos Alfonso. Valiente y Hombre. Podría parecer contrario a los principios de cualquier fe dar muestras de respeto para un acto que livianamente muchos pueden considerar negativo. Debo decir que tengo el honor de haber compartido -por trabajo- con Alfonso, y cualquiera que lo conozca no tiene un pero contra el. Es una persona íntegra, respetuosa, leal, trabajadora, responsable y amante de sus hijos. Esta situación -sabemos- la deben padecer muchos chilenos hoy y en cualquier región. Pocos son los que se dan el trabajo de llamar a tal punto la atención para, con un grano de arena, ayudar quizá más allá de su propia existencia al bienestar de los semejantes. Nuestro Escudo Nacional dice: "Por la Razón o la Fuerza". que nadie se atreva a dudar o a sentir pena de Alfonso. Al contrario: es merecedor de todo nuestro respeto. EL es culpable de nada. El sistema, que los "politiquitos" que sólo piensan en cómo llevarse algunos morlacos a sus campañas o los de “Chilerecortes”, o en fin, todos los que se dicen servidores públicos han descuidado: ellos son los responsables. En Japón se le llama, en ocasiones, Hara-Kiri (o cortarse el vientre), que es una muestra de entrega de la vida a la muerte en forma gloriosa, rechazando cualquier tipo de muerte natural. Digna de los Samuráis. Estoy seguro que Alfonso, no en un acto sin sentido, sino con el honor de exigir lo correcto y la conciencia tranquila esperaba otra cosa del sistema. Lamentablemente, como esto pasó en Temuquito, y no en Santiago, quizá no cause el revuelo suficiente como para nombrar "una comisión secreta" que investigue este y otros casos causados por las Isapres a tantos chilenos honestos. Nuevamente, Mis respectos Alfonso y que Dios te Bendiga a tí y tu Familia. (Me alegro -de verdad- que sigas con nosotros).

 

Rubén G.

 

 

Esta es sólo una muestra más de los abusos que a diario cometen las Isapres, pareciera que el diagnóstico de depresión fuera sinónimo de Rechazar una licencia. Y que lamentable el poco tino y falta de apego a su labor, de la encargada del Compín, que se supone que está para mediar y para proteger a los indefensos usuarios de Isapres. Me dio mucha pena ver a Alfonso en esta situación, me hace pensar que nadie de los que estamos afiliados a Isapres estamos libres de llegar a un extremo como ese, en estos estresantes tiempos todos andamos al filo de la depresión, y con Isapres como Vida Tres queda claro que todo puede ser peor. Animo para ti Alfonso, y un llamado a la comunidad a retirarse de Vida Tres.

 

Marcela S.

 

 

Para todos lo que le paso ha este hombre es sin duda pan de cada día ya que como todos los comentarios concuerdan en ello ,pero la pregunta es ¿porqué nosotros las personas que trabajamos a diario le damos el favor en afiliarnos a ellas? En mi caso por la cantidad de hijos no estoy en ellas, sin embargo aunque el sistema de salud públicos no es de los mejores salva, por otro lado es cierto que las leyes están hechas en este país para aquellos que quieran ganar plata e invertir en negocios sin importarles en lo mas mínimo la gente para todos ellos somos solo un número. Querido amigo la decisión de quitarse la vida no es la más correcta ,creo que si buscas a Dios en cualquier problema el sí tiene respuestas y mueve todo lo que haya que hacer para responder a quienes le solicitan cualquier favor no importando la hora ese si que es un buen empleador se preocupa incluso más de la cuenta . Querido amigo por otro lado esta tu familia y tus hijos sin bien el dinero es necesario y baya que lo es , pero no es tan importante ya que tienes una esposa e hijos que son lo mas maravilloso que tienes . Por ultimo como ejemplo para los señores legisladores que prometen el cielo y la tierra sobre todo los de nuestra comuna ,es necesario evaluar por quienes votamos y si es necesario votar en blanco o nulo que así sea.

 

Carlos Urra.

 

 

Esta situación se repite cada vez y no hay arreglo, ojalá esto sirva aunque sea para llamar la atención,¿matarse?,a ellos les importa una vida?.

 

Maria Navarrete.

 

 

Alguna entidad debiera ponerle un párale a las Isapres, que en forma arbitraria cortan, rechazan o pagan cuando quieren las licencias.

 

 

Rodrigo E.

 

 

Es una pena que una persona que es padre de tres niños tenga que llegar a estas decisiones tan drásticas por una institución que solo se preocupa de generar ganancias, en ves de velar por la salud del nuestros compatriotas. Lamentablemente esta situación se repite mucho hasta cuando alguien velara por las personas de nivel económico medio, todas las garantías empresariales son para los ricos, y las ayudas de este gobierno son para los pobres, nosotros los que nos estamos matando en nuestros trabajos los 7 días de la semana para tener una vida digna ni siquiera tenemos derecho a una salud real. Yo le digo a la Sra. Presidenta que me aburrí de estos gobiernos que se olvidaron de las clases media y para la otra elección votare por la derecha para probar si seguimos igual. Sálo quiero agregar que también existe gran número de personas que hacen mal uso de las licencias, y están matando ellos también el sistema.

 

Rodrigo B.

 
Arriba | Volver
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto