Usted está en : Portada : Deportes Miércoles 6 de junio de 2007

Javier di Gregorio rompió el silencio

Ayer al mediodía, el portero Javier Di Gregorio firmó el contrato que puso fin a su relación laboral con Deportivo Temuco, la institución que luego de dos años sin poder jugar producto de una grave lesión provocada por un accidente automovilístico, le abrió la ventana para reinsertarse en la actividad futbolística.

No estaba contento, lo cual era evidente, pero sí muy dolido y eso lo reflejaría en la conversación sostenida con El Diario Austral donde entregó su versión sobre su salida del plantel.

 

ME VOY DOLIDO

 

"No me voy satisfecho porque no es la manera en que yo esperaba salir de acá", fueron las primeras palabras del arquero quien aclaró que su salida no se debió a su directa resistencia a la orden de Guillermo Bonvallet de integrar la banca en el partido contra Osorno, siendo este un rumor que se aleja a la realidad, señaló.

"Yo sé de muchas cosas que se dicen y el rumor que se dijo fue que yo me había negado a ir a la banca, pero tengo que ser bien honesto y sincero y decir que yo nunca hablé con Bonvallet para decirle que yo no iba al banco, aparte que nunca fui citado a ese partido... Ahora lo que a mi me asombra y lo que me llama la atención, que me parece raro y triste, es verme involucrado en un despido por ser leal. A mí se me dice que contra Osorno no juego porque no estoy bien físicamente, entonces yo entendiendo eso me acerco al ayudante técnico de Bonvallet (Mauricio Guevara) diciéndole que si era así, era mejor darle la pasada a otro al banco y yo seguir trabajando igual y en forma especial para alcanzar el 100% que se me exigía"

Di Gregorio, señala que este fue su único comentario al interior del camarín, sin hablar nunca de ello con el DT, encontrándose con la sorpresa días mas tarde que el "Gurú" lo había marginado del plantel sin darle la chance de informar y explicarle su decisión, algo que consideró como una abierta falta de respeto hacia él.

Al respecto, el arquero dijo que nunca tuvo roces con Bonvallet, pero que toda relación formal se destrozó a partir de "personas mal intencionadas que en vez de contar la verdad, cuentan las cosas como le parecen a ellos o cambian las versiones".

Asimismo, indicó que le extrañaba que Bonvallet haya tomado la decisión de sacarlo del plantel, considerando que días antes, públicamente, evaluaba positivamente su entrega en el entrenamiento, aseverando que además de no permitírsele trabajar con el equipo en los días posteriores a su exclusión, hubo personas al interior del plantel que le habrían ordenado a funcionarios del club a no dirigirle la palabra.

 

LE DIJE A BONVALLET...

 

"Yo le dije a Bonvallet días después, cuando estaba afuera ya, que me iba triste porque había luchado mucho tiempo y contra muchas cosas por volver al fútbol. Le dije que me iba contento porque yo prometí volver a jugar... Y volví a jugar después de un año y medio, tras 6 fracturas y después de estar a punto de la amputación de mi pierna. Y lo hice en el Germán Becker, contra Deportes Concepción y con el aplauso tremendo de la gente y que yo me llevaría esos aplausos en lo más profundo de mi corazón porque lo hicieron por la persona que le ganó a la vida, no por el jugador... Pero que sí me iba con la molestia de cómo se habían dado las cosas..."

Por último, di Gregorio aseveró que seguirá viviendo en Temuco con su familia hasta que se concrete alguna de las intenciones de clubes de Primera que quieren contar con sus servicios para el torneo de clausura.

 

Por Francisco Carrasco M.

 
 
Arriba | Volver
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto