Usted está en : Portada : Espectáculos Sábado 23 de junio de 2007

Las pruebas de San Juan

Por Tania Márquez

Los espejos también son importantes, si uno los mira la medianoche se supone que se puede ver el futuro o bien en el reflejo del espejo al mismísimo señor de las tinieblas dispuesto a ofrecer un buen trato para negociar tu alma.

Hoy, cuando el reloj marque las 24 horas y comiencen a vivirse los primeros minutos del domingo 24 de junio, se comenzará a celebrar la noche de San Juan, que según la tradición es la más larga del año y donde se supone el diablo anda suelto y ayudará a revelar el futuro.

Es por ello que hace varios años y ya como parte del folclorismo propio del sur del país, algunos realizan pruebas donde se supone se podrá conocer el futuro en el campo laboral o bien en el amor y la salud.

La noche más larga se acerca así que es importante agarrar unos buenos alimentos, tener cerca una higuera, vasos con agua y ser muy cortés para que el próximo año existan sólo bendiciones.

 

PRUEBAS

 

Según contó el folclorista Luis Alberto Sandoval, quien lleva años recogiendo estas tradiciones y enseñándola en diferentes colegios, antiguamente a la noche de San Juan la llamaban de las "patas de gallos", es decir, una noche muy larga. Cuenta que las familias se reunían y preparaban estofado, un surtido de carnes en una olla de fierro.

Sin embargo, lo más popular eran las tradicionales pruebas.

Una de ellas es la que supone que la higuera florece, pero sólo por algunos instantes. "Se supone que Dios maldijo a la higuera y no sólo le permite que florezca dos veces en el año, sino que además la condenó a ser un árbol muy feo y extraño", aseguró Sandoval.

Otra prueba indica salir de la casa a una calle abandonada y saludar a la primera persona que uno ve, si ésta saluda cordialmente todo el año habrá buena vida.

En el campo se usaba la tradición de despertar a un pollo justo a la medianoche. Cada uno de los asistentes pone trigo frente a su puesto y donde coma el animal a esa persona le irá espectacular durante el año.

La tradición también señala que si uno entierra un diente de ajo en la esquina de la noche, éste brotará y junto con él llegaran ganancias.

 
 
Arriba | Volver
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto