Usted está en : Portada: Crónica
Domingo 16 de noviembre de 2008
"Mis estudiantes son inocentes hasta que no se pruebe lo contrario"
El sociólogo aseveró que no permitirá diligencias de la Fiscalía que atenten contra la autonomía universitaria y la libertad de cátedra.

Roberto Neira Tonk

Hace un año que Alberto Vásquez Tapia (54) asumió como rector de la Universidad Católica de Temuco y le ha tocado enfrentar uno de los momentos más difíciles: la acusación de conductas terroristas que pesa sobre dos estudiantes de Antropología de esa casa de estudios superiores.

Este sociólogo cristiano confiesa que tiene el corazón dividido. Por un lado debe mantener la suficiente cordura para cobijar las inquietudes de los padres de Jonathan Vega y Fénix Delgado Ahumada, ambos en prisión tras ser imputados de terrorismo por lanzar bombas incendiarias contra un vehículo policial. Pero, por otro, tiene la certeza que no puede impedir que la Justicia intente aclarar lo ocurrido.

- ¿Cuál es la información que maneja la universidad de estos dos jóvenes detenidos?

"Creo que me corresponde como rector también por una responsabilidad ética y ciudadana, colaborar en todo lo que sea necesario con el sistema judicial. Estas no son sólo buenas palabras, me adelanté y solicité una entrevista con el fiscal jefe, Sergio Moya, para hacerle presente de manera personal que cuenta conmigo, con la universidad y que estamos dispuestos a colaborar en todo el sentido de la palabra para que la investigación llegue donde tenga que llegar".

"Con la misma fuerza -se lo dije al fiscal- yo me siento en el deber institucional, ético y especialmente cristiano por mi condición de católico de abrir los brazos y acoger a Jonathan y a Fénix, y hacerle presente que la institución no puede estar indiferente cuando tiene gente de su propia comunidad que está pasando por problemas de este nivel de seriedad y gravedad, por las imputaciones que se le hacen".

"Estas tampoco son buenas palabras, yo cité a mi oficina y sostuve una entrevista con los padres de Jonathan y de Fénix, para que ellos supieran de la decisión del rector de colocar todos los recursos y todos los medios que le permitan a los abogados de Jonathan y de Fénix, hacer la mejor defensa posible sobre el caso que está en la Justicia".

-¿Qué le han dicho los padres de los estudiantes?

"Les parece inaudito que se aplique la ley antiterrorista. Consideran que los hechos no dan el mérito suficiente para que se les encause bajo esta normativa".

"Por otro lado me manifestaron su disconformidad porque la universidad no había hecho una declaración para informar que son estudiantes de la Universidad Católica de Temuco y que se había dicho que eran alumnos irregulares. En este minuto le puedo afirmar que son alumnos regulares porque han regularizado todas sus condiciones académicas y financieras".

- ¿Los padres criticaron la demora de la UCT en reconocer que eran alumnos?

"Si un hecho de esta naturaleza me hubiese pasado a mí, como padre me hubiese gustado que el rector me hubiese llamado y escuchado lo que estaba sintiendo".

"Más que reclamo contra la UCT, ellos sentían que si la universidad no salía diciendo públicamente que eran alumnos de la Católica, aumentaba el estigma social, de ya caracterizarlos como terroristas. Cosa que si se decía que no eran alumnos regulares, me lo decía con una emoción muy grande una de las madres, parecía entonces que su hijo estaba vagando o no estaba aplicado en lo que ellos pensaban".

-¿Cómo rector y católico, cuál es su apreciación de la ley antiterrorista?

"Creo que la ley antiterrorista tiene una funcionalidad que cumplir, sería también retroceder eliminarla de plano de nuestro ordenamiento jurídico, puesto que en casos de actos terroristas, por ejemplo que provoquen alarma pública o una connotación de intimidar nuestra vida ciudadana, sí se requiere que el sistema aplique una normativa como ésta, que le entrega amplias facultades a los fiscales y jueces".

" Yo no estoy completamente seguro de que haya sido oportuno, políticamente adecuado y pertinente a lo que está viviendo esta región, haber encausado a estos jóvenes con la ley antiterrorista".

"En primer lugar si uno compara la cantidad de veces que han ocurrido eventos mayores en términos de su impacto y no se ha aplicado la ley antiterrorista. Por lo que hemos conocido no pareciera proporcional que se aplique en este caso".

"Los académicos, los intelectuales y los empresarios están tratando que en esta región se resuelvan las cosas a través de la negociación. La negociación tiene costos, pero jamás la violencia."

- ¿Hay un trabajo para evitar que se estigmatice a una universidad con años de tradición?

"Estamos también preocupados de que se piense que nuestra universidad podría amparar o estar de acuerdo con actos de violencia o terrorismo, claramente no. No podemos porque eso ofende la razón, ofende al mundo intelectual y ofende al mundo académico".

"Y mucho más claramente no, porque somos una universidad católica y todo el magisterio de la iglesia está por la vida, por la dignidad y el respeto a las personas. Quien piense que la Universidad Católica podría, eventualmente, tener un espacio para una acción violentista o terrorista, quiero que de plano se descarte, lo digo con absoluta responsabilidad".

- Cooperar con la Justicia o proteger a los estudiantes ¿Con cuál posición se queda?

"Tengo que equilibrarla. Le pido a Dios y a los profesionales que me asesoran para respetar algo que es muy importante, como es la autonomía universitaria y la libertad de cátedra. Eso fue lo que yo personalmente le fui a explicar al señor fiscal. Yo le dije que debía entender que si yo soy rector de la universidad debo dar cuenta que estos dos principios no se deben ver lesionados. Mis estudiantes son inocentes hasta que no se pruebe lo contrario. Cuando se pruebe lo contrario, usted me puede entrevistar y tendré otra posición al respecto".

"Pero, por mientras, este rector los va a defender con todo el peso, con toda la fuerza que tiene la UCT, como asimismo, equilibrar que la Justicia pueda tener acceso a las resoluciones, pero esto se debe equilibrar".