Usted está en : Portada: Crónica
Martes 13 de octubre de 2009
Muere mujer de 120 años en Curarrehue
Comunidad despidió sus restos en el sector cordillerano de la región.

francia lizama fernández

Entre montes y verdes praderas, bajo un cielo gris que dejaba entrever unos tímidos rayos de sol, los habitantes de Reigolil dijeron adiós a la abuela Pabla.

El día jueves 8 de octubre es un día que no olvidarán los hijos de Pabla Colpihueque Navarrete. Fue el día en que la abuelita mapuche más longeva de la Región se despidió de su gente y eligió reunirse en un lugar mejor con sus 3 hijos y dos parejas que la acompañaron durante su vida.

Al mediodía de ayer cientos de familiares y amigos dijeron adiós a quien por décadas fue la matriarca de una numerosa familia.

FAMILIA

En sus 120 años esta mujer esforzada y trabajadora trajo al mundo 9 hijos, seis mujeres y tres hombres, de los que sólo se mantienen con vida seis.

De este gran número de hijos nacieron 60 nietos y una innumerable cantidad de bisnietos que el día de ayer jugaron y recorrieron las tierras en la que su querida abuela entregó las mejores enseñanzas a sus hijos.

También la acompañaron en su pasar por las gélidas tierras cordilleranas de Reigolil dos hombres, quienes ocuparon en su corazón espacios especiales, fueron sus dos grandes amores de toda la vida.

TRABAJADORA

Aunque su carné indicaba que su edad eran 108 años al morir, ella nunca olvidó que sus padres la inscribieron a los 12 años en el registro civil, por lo que su fecha estuvo errada siempre.

Durante su vida desarrolló diversas actividades, pero siempre entregando lo mejor de sí hacia los demás. Esta esforzada abuela mapuche es recordada como una pujante sostenedora de su hogar por tres de sus seis hijos que se mantienen con vida: Ismael, Felicinda y Valeria.

Una de sus actividades predilectas fue tejer, oficio que traspasó a sus hijas y con el que creaba sus propias prendas.

"Siempre le gustó tejer y también estuvo dedicada a la huerta, pero de eso ya no quedan rastros", indica su hijo Ismael.

También era querida y conocida entre los vecinos por ser una de las principales responsables de traer al mundo a muchos bebés.

"Mi mamá también fue partera y le entregaba a las personas algunas hierbas medicinales para que cuidaran sus salud", agregó Valeria, su hija de 61 años.

SOLEDAD

A pesar de poseer una numerosa familia Pabla Colpihueque disfrutaba de la soledad y la tranquilidad de su hogar, situación que muchas veces fue motivo de conflicto entre sus hijos.

"Prácticamente tuvimos que obligarla a que viviera con alguno de nosotros, porque ella no entendía que a su edad ya no podía seguir viviendo sola en la casa de Reigolil", afirmó Felicinda, la mayor de sus hijos con vida.

CUIDADO INTENSIVO

Los hijos y nietos de Pabla Colpihueque nunca dejaron de cuidar a su longeva abuela, que en comparación a estándares internacionales, se podría decir que hasta la semana pasada era la tercera abuela con más de 100 años viva en el mundo, después de la rusa Sahkaw Dosova (130) y la brasileña María Olivia da Silva (129).

Durante sus dos últimos años de vida la abuela Pabla vivió junto a una de sus hijas en el sector de Maite, donde la protegieron intensamente para mantenerla por muchos más años con vida.

Ismael, uno de sus seis hijos vivos, señala que mientras su madre vivió sola en Reigolil ellos la visitaban constantemente, con tal de no descuidarla un solo minuto.

"Ella siempre fue feliz en el campo, sola. Por eso nosotros teníamos que respetar su decisión de vivir en ese lugar. Pero nos mantuvimos siempre en alerta por su salud", agregó.

REALIDAD

Una de sus nietas, Zunilda Quintonahuel, agregó que a pesar del interés que muchos demostraban por esta longeva mujer, siempre fue más mediático que concreto.

"Nosotros siempre pensamos que se preocuparían más por ella. Ella a su edad no podía seguir viviendo con la pensión mínima en una casa pobre y nosotros nunca pudimos entregarle más porque también somos pobres. Espero que esta realidad que vivió mi abuela sirva de ejemplo para que se preocupen de otros adultos", agregó.