Usted está en : Portada: Crónica
Viernes 6 de noviembre de 2009
Acusación de estafa en Angol al rojo
Presidenta del comité de vivienda es sindicada como la responsable por ex socios y directivos.

francisco carrasco manquilepe

La próxima semana la Secretaría Regional Ministerial de Vivienda tendrá los resultados de la investigación interna encargada por las presuntas irregularidades en el Comité de Vivienda Millaray de Angol.

La acción administrativa debiera sumarse a la acción judicial del fiscal Rodrigo Durán, quien recibirá prontamente el informe investigativo de la PDI que buscó comprobar los delitos de estafa y malversación de fondos denunciados por socios del comité y parte de la directiva contra su presidenta Mirna Figueroa.

Desde el año 2003 que Figueroa es presidenta de este comité que agrupa a unas 90 familias. Según sus detractores desde esa fecha las irregularidades financieras suceden y junto a ello las amenazas y las expulsiones.

Gabriela Zúñiga integró este comité y lideró la acusación judicial contra Figueroa. Por este motivo fue expulsada de la organización. Más tarde salió su hija y su pareja.

"Yo me di cuenta cuando Figueroa empezó a vender los cupos en cifras millonarias y de eso hay grabaciones", dice Zúñiga, quien asegura que siempre sacó como excusa de sus acciones el tener gente con influencia apoyándola, entre ellos, el senador Roberto Muñoz Barra y otras autoridades de la provincia y la Región.

Maritza Novoa es directora del comité. Si bien tiene injerencia su cargo es sólo ornamental.

"Es ella (Figueroa) quien toma las decisiones y maneja los dineros. Al resto -secretaria, tesorera y tres directores- no nos permite hacer nada", precisa.

IRREGULARIDADES

Novoa cuenta que la acción de la presidenta los tiene preocupados. "Ella dijo que teníamos que pagar 160 mil pesos para la conexión del agua potable a las viviendas, lo que no teníamos que hacer porque venía con el subsidio, según nos explicó un diputado, pero al final lo pagamos porque el que no lo hacía se iba del comité, nos dijo. Eso para mí es una estafa (…)", acusa Novoa.

A esto se suma la venta anómala y arbitraria de cupos de vivienda de personas a quienes ha expulsado del comité aduciendo "deslealtades".

Por cada cupo -dice Novoa- Figueroa pidió entre uno y dos millones de pesos y en más de una ocasión ha solicitado a cambio enseres y muebles a los postulantes.

Lo que resulta una paradoja en este caso es que Figueroa ya fue investigada por la PDI y la Fiscalía por la apropiación indebida de dinero del comité hace más de un año. El final Figueroa quedó libre sólo con un compromiso de acuerdo reparatorio.

DEFENSA

Diario El Austral intentó tener contacto con Mirna Figueroa a través de su abogado, David Araya, pero no fue posible ubicarlo telefónicamente.

Lo único que aparece como opinión de la imputada es un tríptico en el que la cuestionada presidenta da cuenta de su gestión en el logro de las viviendas y fustiga a sus acusadores.

En esta publicación, además de aparecer la lista de beneficiarios donde está incluida Maritza Novoa, Figueroa asegura: "Como presidenta manifiesto que la experiencia de vida ha sido muy ingrata... Se sienten con moral para sentirse disconformes con mi trabajo, sabiendo que mi mejor respaldo son las obras que pueden ver con sus ojos. Viví con un constante 'sobar de lomo', para muchos de ellos fui su paño de lágrimas y fueron mis peores puñales...", afirma en el documento.