Usted está en : Portada: Crónica
Miércoles 9 de junio de 2010
Secta de Santa Ana adoraba a "La Princesita"

Grupo familiar rendía culto a una menor de

11 años que tendría visiones divinas. Policía incautó armas y dinero en la vivienda.

sergio valenzuela /josé monsalve

 

"Somos elegidos de Dios, seguidores de Cristo, por eso es que no tenemos temor. No hemos hecho nada malo", dice uno de los ocho integrantes de la secta religiosa detenida ayer en el kilómetro 1 de la ruta Cajón - Vilcún.

 

Una investigación de la SIP de Carabineros de Padre Las Casas -junto al fiscal Omar Mérida- culminó con el allanamiento de una vivienda en el Fundo Santa Ana.

 

Una grave denuncia hablaba de vulneración de derechos a una menor de 11 años. Los antecedentes sostienen que el grupo tenía como centro a la pequeña, a quien atribuían dones divinos.

 

Hace meses que ella ya no iba al colegio y la preocupación entre sus profesores creció.

 

En varias ocasiones el personal policial llegó a la vivienda donde fue agredido y amenazado por el grupo. Sólo con ayuda del Gope de Carabineros ingresaron a la casa y revelaron una impactante realidad.

 

ALTAR

 

El fiscal Omar Mérida junto al personal de la SIP accedió a la propiedad. En el segundo piso, donde estaba la pieza de la niña -a quien denominaban "La Princesita"- habían construido una especie de altar en su honor.

 

La dependencia estaba llena de velas, imágenes religiosas y figuras de santos y vírgenes. Las paredes cubiertas completamente de color blanco le daban aún más sentido a la escena.

 

En la vivienda Carabineros encontró otros objetos que llamaron poderosamente la atención: decenas de botellas con agua cocida, alimentos, pilas, linternas y todo lo necesario para una emergencia de proporciones.

 

El personal policial incautó también 11 armas de fuego con abundante munición. En el listado aparecen 7 revólveres, 2 escopetas y 1 rifle.

 

En el fondo de la vivienda y amarrado a un palo había un chivo negro, cuya función no está clara.

 

Los ocho integrantes -5 hombres y 3 mujeres- reaccionaron con violencia al ver el actuar de Carabineros. Todos fueron reducidos en cosa de minutos y subidos a un furgón policial.

 

VISIONES

 

"La niña nos dijo que iba a venir un terremoto grande y que teníamos que rezar para calmarlo. Ella tenía las visiones, ella conversa con los angelitos", afirma César Baeza Segura (68), jefe del clan familiar.

 

Desde hace años que trabajaba como cuidador del Fundo Santa Ana. Este hombre asegura que "La Princesita" predijo el terremoto del 27 de febrero. Dice que le avisó a sus patrones, pero ellos no le creyeron.

 

Sostiene que fueron los "ángeles" quienes se contactaron con la menor y le dijeron que debían de construir un altar.

 

"Dijeron que teníamos que rezar mucho para espantar al demonio. Todos los días rezábamos, como cuatro veces al día. Ella nos ayudaba a pelear con los demonios que venían a veces en la noche a la casa", relata.

 

Baeza agrega que "La Princesita" les revela que dentro de tres meses vendría un nuevo terremoto que traería nefastas consecuencias.

 

Ello explica la enorme cantidad de alimentos, pilas y utensilios que guardaban en la casa.

 

"Nos tienen envidia porque somos los elegidos de Dios. Las armas que teníamos eran para protegernos de algunos mapuches que querían tomarse el fundo", explica.

 

DELITOS

 

El fiscal Omar Mérida indicó que se está indagando una asociación ilícita conformada por el grupo familiar.

 

Entre los delitos que se les atribuye a la secta estaría la tenencia ilegal de arma de fuego. Pericias practicadas a la menor en el Servicio Médico Legal de Temuco descartaron un presunto embarazado de la pequeña, información que figuraba entre los primeros antecedentes.

 

"El grupo presenta características de secta en el sentido de un trato doctrinario bastante fuerte de tipo religioso", afirmó el fiscal Mérida.

 

El prefecto de Carabineros de Cautín, coronel Hernando Hevia, precisó que la indagación se inició por una denuncia que sostenía que la menor no asistía a clases desde hace meses.

 

A TRIBUNALES

 

El personal de la SIP recopiló información en el sector, se entrevistó con vecinos y reunió los antecedentes para la investigación.

 

El coronel dijo que llama poderosamente la atención la cantidad de armas que estaba en poder del grupo familiar.

 

Esta mañana los ocho detenidos serán puestos a disposición de la justicia para la audiencia de control de la detención.