Usted está en : Portada: Crónica
Jueves 22 de julio de 2010
Casas de citas con días contados
Fiscalizaciones serán instruidas para clausurar prostíbulos clandestinos por desarrollar actividad económica no autorizada.

francisco carrasco manquilepe

"Queremos que los vecinos vivan en paz y con seguridad, por eso vamos a clausurar todos los prostíbulos clandestinos", aseveró ayer el administrador de la Municipalidad de Temuco, Sergio Núñez, dando cuenta de la preocupación que existe por el explosivo aumento de este negocio que funciona en viviendas particulares y departamentos de sectores residenciales de la capital regional.

más seguridad

Núñez aseveró que de llegar a encontrar estos inmuebles, el negocio será cerrado por practicar una actividad económica no autorizada por la municipalidad.

En una revisión los funcionarios municipales y los efectivos policiales pueden determinar también si hay venta de alcohol y, en algunos casos, la presencia de menores.

Pese a que existen más de 15 prostíbulos que funcionan en inmuebles de la ciudad, hasta ahora ninguno de ellos ha sido clausurado.

"Lo que busca el municipio es que los ciudadanos habiten en un ambiente sano, seguro y bajo las reglas de la buena costumbre que deben imperar en una ciudad como la nuestra", dijo Núñez.

Añadió que la seremi de Salud tiene gran injerencia en fiscalizar estos lugares para determinar si cuentan con el permiso sanitario correspondiente. Pero desde esa repartición se sostuvo que en el último año no se ha revisando ningún domicilio, pese a que tanto Carabineros como la PDI tienen antecedentes de los lugares donde operan.

Lo más probable es que en un 100% no cuenten con el permiso sanitario correspondiente porque se han generado en forma ilícita.

negocio lucrativo

En el marco de la ilegalidad el negocio se torna lucrativo. Los precios fluctúan entre los 15 y 30 mil pesos por el contacto sexual.

El problema para pesquisar estos lugares es que funcionan bajo la fachada de una casa normal, donde sólo la llegada de automóviles en la madrugada despierta las sospechas de los vecinos, muchos de los cuales no saben dónde denunciar.

Un prostíbulo no permanece más allá de 3 a 4 meses en el mismo lugar y se ubica sectores residenciales cercanos a áreas de alta afluencia de público como el centro, la Avenida Alemania o las universidades donde las encargadas, en su mayoría, son estudiantes.

No hay cifras oficiales sobre la cantidad de mujeres que ejercen el oficio en Temuco, pero se estima que cerca de 100 ofrecen servicios sexuales.

La situación molesta a algunos vecinos como Eduardo Mansilla, poblador que vive cerca de dos prostíbulos ubicados en calle Balmaceda cerca del Cementerio.

El ciudadano asegura que "en general no hay mucho escándalo, aunque a veces molesta la música fuerte y las peleas que los parroquianos protagonizan afuera del local cuando beben algunas copas de más".