Usted está en : Portada: Economía
Martes 19 de octubre de 2010
Preocupación por la ética empresarial
Empresa invitó al prelado y a los contratistas que trabajan con ellos para dialogar sobre este tema.

m. soledad sandoval meynet

"El rol del empresario en La Araucanía" se denominó la conferencia que ofreció en Temuco el obispo auxiliar de Santiago, monseñor Fernando Chomalí, invitado por Bosques Cautín.

El prelado, ingeniero civil de profesión, es promotor absoluto de la ética empresarial y de la responsabilidad social empresarial.

A su juicio, un país necesita de las empresas, "ya que son una manifestación de la creatividad de las personas y son el modo como la sociedad procura bienes y servicios que necesitamos para vivir. Además, son el lugar donde la gran mayoría de las personas se gana el pan de todos los días, procura los recursos para educar a sus hijos y formar una familia", enfatizó.

En este contexto, aseguró que una empresa no es un anexo de la sociedad, sino que es parte integrante de ella y como toda actividad humana tiene una dimensión ética que es fundamental.

PUNTOS NEURÁLGICOS

Ante un auditorio compuesto por autoridades, trabajadores y contratistas de la empresa organizadora de la actividad, Chomalí sostuvo que para que una empresa no sólo sea rentable económicamente, sino que también procure el bienestar de las personas y las reivindique en su dignidad de seres humanos, debe tener en cuenta tres puntos neurálgicos, según sus palabras.

Sostuvo que lo importante es saber que el trabajo no es una mercancía, "sino que tiene la finalidad de ser un motor de desarrollo de las personas y de la sociedad"; que para obtener un bien hay modos correctos, "porque no se puede obtener un bien de un mal"; y que no sólo la materia debe salir ennoblecida con el trabajo humano, sino también el propio trabajador. "El trabajo es una dimensión fundamental de la personas y tiene que ser fuente de alegría y de gozo, y no de humillación ni de desprecio de él", dijo.

MINEROS

En la oportunidad, el obispo auxiliar también se refirió a la situación que enfrentaron los mineros en el norte del país. "Los mineros fueron víctimas de malas prácticas laborales. Después se revirtió la situación y terminaron como héroes, pero una situación así nunca debió haber ocurrido. Que eso quede muy claro", enfatizó, junto con decir que muchas empresas lo han invitado a hablar de este tipo de temas, con lo que demuestran que cada vez son más las que se dan cuenta de la dimensión social y la responsabilidad que tienen frente a la sociedad.

RESPONSABILIDAD

Pedro Jaramillo, gerente general de Bosques Cautín, dijo que en la actualidad son cerca de 900 las personas que trabajan con ellos, "lo que nos da una alta responsabilidad, porque son muchas las familias que dependen de que hagamos las cosas bien".

Por esta razón quisieron reunirse con los contratistas y analizar en conjunto el discurso de Chomalí.

Agregó que como empresa que está presente en las provincias de Malleco y Cautín, hace algún tiempo ya que vienen desarrollando líneas de acción tendentes a garantizar trabajo y salarios dignos, además de seguridad laboral, tema que a su juicio debe ser preocupación de trabajadores y empleadores.