22/09/2003

Crean productos con desechos de madera

Un interesante e innovador programa de investigación entregará nuevos materiales de gran calidad que revolucionará el sector de la construcción.

Un proceso innovativo de extrusión, por el cual se moldea una mezcla de maderas unidas por una goma plástica, permitirá desarrollar nuevos materiales para el sector de la construcción con ventajas comparativas respecto de los tradicionales.

La construcción tendrá así un nuevo aporte.

En la VIII Región se desarrollará un producto cuyo consumo crece en Estados Unidos a una tasa del 20% anual, la más alta en el rubro de la construcción.

Productos de calidad derivados de madera reciclada se obtendrán luego del desarrollo del proyecto a cargo de empresas de servicios tecnológicos, financiado por el Fondo de Desarrollo e Innovación (FDI-Corfo).

La Unidad de Desarrollo Tecnológico de la Universidad de Concepción está realizando esta iniciativa, con el apoyo de las industrias Copihue y Petroquim y del Instituto Alemán del Plástico y el reciclaje FKUR.

El proyecto se inserta en un importante desafío tecnológico e industrial de la VIII Región y su objetivo es crear un parque industrial de plástico en la intercomuna Concepción-Talcahuano.

 

 

DE CALIDAD

 

 

El proyecto se basa en un proceso innovativo de extrusión (moldear una mezcla) que posibilita el uso de madera y polímeros termoplásticos para obtener un producto de excelente calidad por sus características mecánicas y de viscosidad, entre otras. En función de ello y de las propiedades únicas del nuevo material se producirán productos específicos, de alta demanda en el mercado nacional.

Las materias primas para el proceso están construidas por subproductos de la industria forestal, principalmente aserrín, polvos de lijado y virutas y polímeros termoplásticos virgen o reciclados.

El nuevo material de madera reconstituida tiene propiedades superficiales y de resistencia al agua similares al plástico usado en su fabricación, pero una resistencia mecánica superior. A su vez el proceso de extrusión permite obtener productos con una amplia variedad de formas, lo que no es posible con madera reconstituida tradicional. En función de ello es posible concebir productos de alto valor para nuevas aplicaciones.

Junto con ofrecer materias primas a condiciones preferenciales por parte de las únicas empresas productoras de polietileno y prolipropileno nacionales se contará con puertos cercanos y una oferta de servicios de investigación y desarrollo, certificación de productos y capacitación de personal técnico y profesional.

En definitiva, gracias al resultado del proyecto el país contará con un proceso para la producción de materiales compuestos madera-plástico, sobre la base de productos de desechos nacionales, y la tecnología para su aplicación en productos para la construcción, como ventanas y pisos, entre otros.