24/11/2003

Puntapié inicial para grandes cosas

Escribe Hardy Avilés

 

La Precordillera los acogió y les dio las condiciones para expresar su potencial.

Tras décadas de selección, los criadores de la raza Clavel de carne dieron el paso clave para oficializarse como la primera raza bovina chilena. Esa fue la primera meta que se fijó el Profo Raza Clavel de Carne Chilena, formado por un grupo de criadores de ganado de la IX Región.

Se le dio forma para consolidar su futuro, en una acción histórica, relató el representante de los criadores de esta raza, Leonardo García Echavarri.

Hace unos 80 años llegó el Overo Colorado, raza doble propósito, la cual empezó a ser seleccionada hacia carne por los criadores, mientras que más al sur se fue orientando hacia la leche.

Leonardo García relató a que se empezó a desarrollar una selección cerrada, usando como reproductores lo mejor de lo que existía, muy orientado hacia carne. Su tío, Mario García Sabugal, relata, fue el precursor en esta acción, tras lo cual su padre, Leonardo, también desarrolló esta selección.

El mercado empezó a pedirles reproductores. Eso le dio la luz verde a un grupo de ganaderos criadores de la raza Clavel de carne para oficializar este patrimonio genético. "Aquí tenemos una responsabilidad, tenemos un patrimonio genético que si no le damos la forma de raza, que si no lo inscribimos, será difícil que se mantenga en el tiempo, porque está siendo sostenido por personas y esto tiene que ser sostenido por instituciones".

El profo está formado por Mario García, Carlos Bugmann, Leonardo García Sabugal, Raúl Benito, Hilda Fernández, Arturo Gardeweg y Agrícola Los Aromos (Leonardo y José Miguel García Echávarri). El gerente es el médico veterinario Ariel Apablaza.

"Cuando un grupo de personas se une con entusiasmo y con dedicación, sin escatimar esfuerzos, se logra cosas importantes", reconoció.

 

Así es la raza

 

 

La raza Clavel de carne chilena es un bovino que tiene características muy definidas. La más importante es su adaptabilidad a diversos medioambientes, como la precordillera y la costa; es rústica, pasa muy bien los inviernos por duros que sean; tiene muy buena eficiencia de conversión; y, muy importante, su habilidad materna, lo que ayuda a criar muy bien al ternero y que exprese su potencial. El rendimiento a la canal está cerca del 60%.

Dependiendo de la calidad de la alimentación, el Clavel se puede beneficiar a distintas edades desde los 12 meses. Responde muy bien al depositar grasa e infiltra muy bien.

"Con la selección que se ha hecho, hemos privilegiado aquellas zonas donde está la carne de mejor calidad, que son las piernas, el ancho del lomo, el largo. Esto tiene mucho de genética, de negocio, de pasión y de hobby. Si uno busca sólo lo comercial, no llega a esto", explicó.

El comité técnico de la raza, presidido por el académico Eduardo Porte, fijó las características del Clavel de Carne. Su color es blanco con rojo, con el tono oscuro predominante sobre el blanco. Sus extremidades deben ser blancas, la frente debe tener una mancha blanca y de la altura de los ojos hacia abajo tiene que tener el hocico oscuro; la línea dorsal debe ser recta, con una estructura ósea buena y una alzada moderada, con buenas masas musculares en los lugares donde está la carne de calidad. Debe ser un animal ágil y también se seguirá seleccionando la característica de mansedumbre, facilidad de parto y patas.

 

 

FUTURO

 

Al formar la raza, concluye García, no se está terminando el proceso. "Es el puntapié inicial del partido de fútbol. Aquí está empezando el trabajo, porque con razas, con la identificación de los animales y con la selección que estamos haciendo, porque para poder llegar a tenerla".

Tener animales finos fue un trabajo grande. Existen cerca de 60 animales inscritos en el Registro Genealógico creado recientemente, pero hubo que revisar más de 5 mil cabezas. Para ser inscrito, el animal pasa por una comisión técnica que revisa forma, color y medidas. La valla puesta fue alta y tener animales inscritos les permitirá trabajar en el mejoramiento genético, que es dinámico y requiere atención permanente.

Se creará familias para ir evitando la consanguineidad en los rebaños, como también se mejorará aquellas zonas del cuerpo susceptibles de ser mejoradas; crear líneas con facilidad de parto y con crías chicas. Quieren que haya más criadores, de modo que se impulse mucho más la raza.

"Esta raza tiene mucho que decir en el aumento de los vientres, porque se comporta muy bien. Produce carne de buena calidad y nosotros tenemos que optar a mercados no de volúmenes, si no de calidad".