Usted está en : Portada: Crónica
Miércoles 10 de junio de 2009
Carabineros absolvió a funcionario investigado por la muerte de Catrileo
Informe dice que no determinaron responsabilidad de Walter Ramírez en la muerte del comunero y su accionar no amerita sumario.

Roberto Neira Tonk

Un informe reservado que en exclusiva conoció este Diario revela que la Prefectura de Carabineros de Cautín determinó que el funcionario Walter Jhonattan Ramírez Inostroza, procesado por la muerte de Matías Catrileo Quezada (23 años), no incurrió en ninguna falta administrativa al disparar una ametralladora UZI en el predio que custodiaba la madrugada del 3 de enero del 2008 en Vilcún.

El oficio que tiene fecha 19 de abril del 2008, absuelve de responsabilidad al sargento segundo Ramírez Inostroza y el cabo segundo, Héctor Osorio Albornoz, en el deceso de Catrileo, y tampoco inculpa a algún otro miembro de la institución. El joven murió tras ser herido letalmente por una bala a la altura del pecho.

AL AIRE

Para realizar la investigación administrativa fue designado el teniente coronel, Fernando Daniel Barja Flores, subprefecto administrativo de la Prefectura de Cautín, quien tuvo como propósito establecer la forma y las circunstancias en que ocurrieron los hechos del procedimiento policial con uso de armas de fuego.

En la declaración que prestó Walter Ramírez, relata que el 3 de enero del 2008, en circunstancias que se encontraba de servicio en el Fundo Santa Margarita de Vilcún, propiedad del agricultor Jorge Luchsinger, que contaba con una medida de protección por incendio y daños de la Fiscalía Local de Temuco, mientras realizaba un patrullaje preventivo, conduciendo el vehículo Z-563 acompañado por el sargento segundo, Héctor Osorio, sorprendieron en un potrero que estaba en proceso de cosecha de fardos de pasto a un grupo de 30 individuos, presumiblemente mapuches.

Agrega que tenían sus rostros cubiertos con ropas como poleras y pañuelos. "La mayoría estaba vestido con ropas oscuras, los que procedían a incendiar el aludido forraje. Estas personas al percatarse de la presencia de Carabineros procedieron de inmediato a disparar con armas de fuego en contra de los citados funcionarios, a la vez que lanzaban piedras mediante boleadoras y objetos contundentes", señala el informe.

Ramírez narra en el proceso que a raíz de esta situación, se comunicó vía radial para pedir refuerzos y al ver que les disparaban con armas de fuego, descendieron del vehículo policial y procedió a utilizar su armamento de servicio, "efectuando 5 ó 6 disparos con la pistola ametralladora UZI al aire y el sargento segundo, Osorio Albornoz, efectuó un disparo con la carabina lanza gases stopper 37 mm al aire, con la finalidad de persuadirlos y proteger su integridad física...".

El funcionario policial cuenta que el grupo de individuos comenzó a huir del lugar y ellos se subieron al móvil policial para seguirlos. "Al ver que eran perseguidos nuevamente (dice el documento) lanzaron piedras y les dispararon con armas de fuego, procediendo ambos a descender nuevamente del móvil, el cabo segundo Ramírez al descender del Z-563 se parapetó detrás de la puerta del móvil y procedió a efectuar 2 ó 3 disparos con la pistola ametralladora UZI al aire y el sargento segundo Osorio, un disparo con la carabina lanza gases stopper 37 mm al aire, acción que en definitiva terminó por dispersar a los individuos para huir del lugar a otro predio vecino, perdiéndolos de vista".

En el oficio declararon los funcionarios de Carabineros que llegaron al predio una vez registrados los hechos, quienes sostienen que ingresaron a las 7 de la mañana con 20 minutos y que dividieron los dispositivos en dos grupos. Luego procedieron a recorrer el potrero donde se estaban consumiendo los fardos de pasto que habían sido incendiados, "encontrando en el lugar un lienzo de nylon de color blanco con la leyenda: "Coordinadora Arauco Malleco Fuera Luchsinger". Tras los incidentes, Walter Ramírez Inostroza quedó en calidad de detenido en la Subcomisaría de las Fuerzas Especiales de Carabineros y luego la Fiscalía Militar lo procesó por violencia innecesaria causando muerte, causa que se encuentra en estado de sumario. El funcionario quedó en libertad el 31 de enero del 2008 previo pago de una fianza de 200 mil pesos.

En el proceso judicial quedó en libertad, por falta de mérito, el sargento segundo Héctor Osorio Albornoz.

ABOGADOS

El abogado Gaspar Calderón, quien representa a Walter Ramírez, sostuvo que la institución estableció que el accionar de su representado fue ajustado al reglamento.

"Debo ser claro que esta resolución interna y administrativa no tiene una significación jurídica en el proceso que se lleva en la Fiscalía Militar, pero es significativa para establecer que el accionar del cabo Ramírez se ajustó al reglamento", aseveró.

En tanto, Jaime Madariaga, quien representa a la familia de Matías Catrileo, afirmó que la resolución de Carabineros era vergonzosa. "No me extraña en lo más mínimo, Carabineros lamentablemente ha tenido esa actitud en otros casos igualmente graves como el asesinato de Alex Lemún y las lesiones graves contra Daniela Ñancupil, de sólo 11 años", dijo. Agregó que no le extraña, porque a su juicio Carabineros tiene un doble estándar. "Expulsa de sus filas a cualquier funcionario por delitos contra la propiedad, pero cuando se trata de Carabineros que asesinan a jóvenes mapuches, no sólo no los expulsan, sino que terminan absolviéndolos", dijo.