Usted está en : Portada: Crónica
Lunes 11 de enero de 2010
Científico victoriense impacta al mundo
El doctor en medicina molecular Eduardo Villablanca descubrió que el combate del colesterol puede ayudar a derrotar la temida enfermedad.

carolina torres moraga

Afirmar que un hombre de La Araucanía encontró la cura contra el cáncer probablemente no esté tan lejos de convertirse en realidad. Efectivamente, las avanzadas investigaciones del joven científico victoriense Eduardo Villablanca (31 años) pueden llegar a transformarse en el camino para derrotar la temida enfermedad.

El célebre estudio en el que participó el doctor chileno, junto a investigadores del Instituto San Raffaele de Milán, ha tenido un impacto mundial tras ser publicado recientemente en la versión online de la revista científica Nature Medicine. Básicamente los descubrimientos apuntan a que la proliferación de ciertas moléculas derivadas del colesterol hace que muchos tumores cancerígenos crezcan sin control.

Según explicó el propio Villablanca desde Boston, Estados Unidos, "la publicación fue de alto impacto porque hay varias novedades importantes, como por ejemplo, la relación entre colesterol y cáncer así como el mecanismo de acción mediante activación de los receptores LXR. La comunidad científica dispone ahora de nuevas herramientas para encontrar tratamientos efectivos contra el cáncer, pudiendo combinar las terapias actuales con el uso de estatinas, que son las drogas utilizadas para reducir los niveles de colesterol".

LA RELACIÓN

Pero, ¿cómo se llegó a establecer una relación entre el colesterol y el cáncer? En términos simples, Villablanca junto a sus colaboradores logró establecer que muchos tumores cancerosos crecen sin control y afectan la función del sistema inmune gracias a la producción de ligandos o moléculas del receptor LXR que serían derivados del colesterol.

"Investigando cual era el factor, encontramos que los tumores secretaban ligandos (moléculas) de LXR, metabolitos del colesterol conocidos como oxysteroles, y pudimos ver que utilizando drogas que reducen los niveles o inactivan los oxysteroles se controlaba el crecimiento tumoral y en algunos casos se indujo la regresión de estos en modelos de ratón", indicó. Asimismo, dijo que lo descubierto "me sorprendió porque estábamos dando una explicación concreta a muchos estudios que sugieren una correlación entre altos niveles de colesterol y cáncer, sin embargo sin demostrar tal correlación", dijo.

UN GRAN PASO

Acerca de los alcances de sus descubrimientos, Eduardo Villablanca es claro en señalar que representa un gran paso en el conocimiento de los mecanismos que esconden a las células cancerígenas del sistema inmunológico, evitando así su eliminación. Además, abre nuevas puertas a la identificación de fármacos más eficientes que las actuales terapias antitumorales.

"Sin duda que abre el camino para encontrar la cura contra el cáncer. Hay muchas terapias celulares y genéticas que no funcionan del todo bien para llegar a derrotarlo. Creo que la combinación de estas terapias ya existentes con nuevas drogas que "recuperen" el sistema inmunológico son una prometedora posibilidad para eliminar el cáncer", precisó el científico.

En estudios en ratones, el doctor Villablanca también demostró que el uso de estatinas, drogas que reducen el nivel de colesterol y que son usadas para el tratamiento de la hipercolesterolemia y la aterosclerosis, reducen el desarrollo de tumores.

"Bloqueando la producción o función de los metabolitos del colesterol logramos reactivar el sistema inmune y de esta manera evitar el crecimiento de tumores", dijo.

El cáncer provoca el 28% del total de muertes en Chile, lo que la ubica como la segunda causa de mortalidad tras los problemas cardiovasculares. A juicio del científico chileno, el cáncer estudiado con mayor profundidad en sus investigaciones es el cáncer de piel (melanoma), "pero también vimos que otros tipos como por ejemplo las líneas celulares provenientes del cáncer de colon o próstata generan estos metabolitos o moléculas del colesterol e inhiben una respuesta inmune antitumoral", aseveró.