Usted está en : Portada: Economía
Jueves 19 de agosto de 2010
Polémica en semilleros por proyecto de ley
La iniciativa propone proteger a "obtentor" de nuevas variedades de semillas.

francisco carrasco manquilepe

En la comisión de Agricultura del Senado espera su discusión un proyecto de ley que provoca opiniones encontradas entre pequeños, medianos y grandes agricultores y productores de semillas de la Región y el país.

El dossier legal denominado "derechos de obtentores vegetales", establece el registro y la propiedad intelectual del obtentor sobre nuevas especies vegetales y semillas; resguarda las modificaciones genéticas de especies autóctonas (transgénicos) y adscribe a Chile en las normativas internacionales de la UPOV.

El documento fue discutido en un foro convocado por el Instituto del Medio Ambiente, IMA, y la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Forestales de la Universidad de La Frontera.

POLÉMICA

El proyecto establece su polémica en dos puntos.

Para los opositores, el proyecto ley transgrede la riqueza ancestral del país al prohibir que agricultores reproduzcan, guarden e intercambien semillas o variedades vegetales que le pertenecen a las empresas semilleras o particulares que las registren en el ministerio de Agricultura.

Para sus defensores la propuesta consolida el compromiso asumido por Chile el año 2007 luego de la firma del TLC con Estados Unidos y atraerá inversión extranjera asociada a la investigación, desarrollo e innovación.

DEFIENDE INICIATIVA

Erick von Baer, agricultor y representante del Centro de Investigación de Semillas Baer, defiende la iniciativa y advierte que de no ser aprobada "corremos el peligro de que nos vayan a embargar cualquier envío de fruta o de semillas en el extranjero ya que estamos incumpliendo un acuerdo internacional y arriesgamos castigos internacionales", dijo.

calidad

Para el productor semillero la propuesta permitirá, por ejemplo, estandarizar la calidad de las semillas y consolidar a Chile como país productor de semillas de calidad.

"Hoy no hay una verdadera protección y, por lo tanto, no hay un incentivo para que se desarrolle investigación. Chile puede ser un Silicon Valley de la genética vegetal, pero si no tenemos un marco legal que proteja esas innovaciones y tecnologías, nadie se va a dedicar a eso".

PELIGROS

Flavia Liberona, directora de Fundación Terram, asegura lo contrario.

"La propuesta -dice-protege a quien genera una nueva variedad vegetal y penaliza a quien la usa sin pagar o sin tener el permiso de hacerlo. Esto pone en riesgo a los pequeños campesinos e indígenas que en la práctica se pasan semillas de uno a otro y no saben de registros".

atención

Liberona llama la atención a que cualquier persona en Chile o el extranjero patente el uso, por ejemplo, de plantas medicinales mapuches o semillas autóctonas, "lo que es un riesgo ya que no discrimina en cuanto a proteger a los productores nacionales".

INICIATIVA

El proyecto, que deroga la ley de protección promulgada el 2004, es sostenida por el Gobierno. "Estamos impulsando este proyecto de ley y para ello estamos recogiendo todas las visiones", dijo el seremi de Agricultura de la Región de La Araucanía, René Araneda.

La iniciativa, presentada por el Ejecutivo el año 2008, ya fue aprobada en la Cámara Baja.