Usted está en : Portada: Crónica
Miércoles 16 de marzo de 2011
Rechazan recurso contra hidroeléctrica
Enrique Neira lamenta la sentencia pues el Picoiquén es el único río que provee de agua para consumo humano a Angol.

GUILLERMO CHáVEZ

Lamentable resultó para el alcalde de Angol, Enrique Neira, el fallo de la Corte de Apelaciones de Temuco que rechazó el recurso de protección para evitar la instalación de una central hidroeléctrica en el río Picoiquén, que bordea el Parque Nacional Nahuelbuta.

"Lamentablemente para nuestras pretensiones, el recurso fue votado en contra y varios de los puntos consignados allí no fueron considerados para que se detuviera este proyecto", dijo Neira.

La acción del alcalde, de recurrir a la Corte de Apelaciones, respondió a la incertidumbre generalizada que existe en la comunidad angolina por la instalación de esta "mini hidroeléctrica", pensada para entregar 19,2 mw de potencia al Sistema Interconectado Central.

El proyecto, económicamente, podrá ser muy tentador, pero el efecto en el ecosistema tendrá efectos nefastos, como indicó el alcalde Neira en algunos de los puntos consignados para evitar la instalación.

CHORRILLO

Una de las primeras razones fundamentales esgrimidas por Neira es la situación del caudal del río Picoiquén que a través de los años ha bajado ostensiblemente en su volumen de agua, "al extremo que hoy ya se le conoce por chorrillo Picoiquén, producto de que su caudal ha bajado en forma alarmante".

"Este proyecto altera considerablemente el ecosistema acuático puesto que el informe de evaluación ambiental presentado no consideró los cinco componentes de un régimen hidrográfico, como son magnitud, frecuencia, duración, predictibilidad y la tasa de cambio. Sólo se basaron en unas pocas especies y no en el total que habitan allí, que son especies únicas, algunas", dijo.